Publicado el Índice de Percepción de la Corrupción de 2016

Transparencia Internacional acaba de publicar el CPI (Corruption Perceptions Index) correspondiente al año 2016.

España ha empeorado significativamente, cayendo de la posición 36 que ocupaba el año pasado a la posición 41, aunque mantiene la misma puntuación (58). Ello puede significar (1) que otros países han conseguido mejorar la percepción de sus ciudadanos en materia de corrupción y ha adelantado a España en el ranking, y (2) que algunos de los nuevos países que se han incorporado al índice tienen una mejor puntuación.

El CPI puede ser consultado en esta dirección:

http://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2016

30 años

14ª Edición del Curso de Compliance presencial intensivo (2 días)

Tengo el placer de anunciar que ya hemos llegado a la 14ª edición del Curso de Compliance presencial intensivo, que tendrá lugar en nuestras oficinas en Diagonal 640 1C de Barcelona los próximos días 9 y 10 de marzo.

El curso tiene un límite de 12 plazas, con el fin de conseguir el máximo aprovechamiento.

En esta edición, analizaremos a fondo la ISO 37001 y los sistemas orientados a prevenir la corrupción en el seno de las empresas, con especial atención a los 37 controles clave que permitirán acreditar el esfuerzo realizado por la empresa para prevenir este delito.

Si deseas que te enviemos el programa, te ruego que nos lo comuniques enviando un mensaje a esta dirección: marc.casado@ribastic.com

Muchas gracias.

30 años

ISO 37001 – 01 Datos estadísticos de la corrupción en España

Primera entrega de la presentación que realicé el 12 de enero de 2017, en el primer acto de celebración de mis 30 años de especialización.

Deseo expresar mi más sincero agradecimiento a las más de cien personas que asistieron a este acto y a todos los que me han apoyado durante estos 30 años.

La presentación versa sobre la ISO 37001 y el sistema de gestión anticorrupción que permite a una empresa integrar medidas de prevención de la corrupción en el marco de un programa de compliance. Se muestran ejemplos de cómo gestionar las medidas anticorrupción mediante el uso de la aplicación Compliance 3.0 desarrollada por Ribas y Asociados.

ACTUALIZACIÓN – Nuevos datos de Transparencia Internacional sobre la percepción de la corrupción en 2016: https://xribas.com/2017/01/25/publicado-el-indice-de-percepcion-de-la-corrupcion-de-2016/

30 años de especialización

En abril de 2017 se cumplirán 30 años desde que decidí especializarme en Derecho Informático.

En este vídeo explico lo que pasó en 1987 y lo que va a pasar en 2017.

El primer acto de celebración de este 30 aniversario será el desayuno de trabajo que tendrá lugar el 12 de enero sobre la nueva ISO 37001 y los controles destinados a prevenir la corrupción en el seno de una empresa mediante el uso de una aplicación informática que ayude a gestionarlos dentro de un sistema anticorrupción..

Desde este blog seguiremos informando de las iniciativas y los actos previstos para 2017, entre los que destaca el lanzamiento de la nueva versión de nuestra aplicación Compliance 3.0.

 

 

La entrevista de salida como fuente de información para Compliance

Siempre hemos dicho que los canales éticos cuentan con numerosos obstáculos en los países mediterráneos. Desde el error de denominarlos canales de denuncias hasta el temor a su ineficacia, a las represalias, a las filtraciones y al estigma del delator.

Si en la entrevista de salida se consigue un clima de confianza y colaboración, la persona que va a causar baja en la empresa de forma inmediata no debería tener esos temores. El mensaje que recibe es claro: “Tu opinión puede ayudarnos a mejorar”.

Según los manuales de RRHH, los objetivos de la entrevista de salida pueden ser útiles para identificar áreas de mejora en distintos ámbitos organizativos y ello es perfectamente extensible al modelo de prevención y control de la empresa.

La gran ventaja es que este tipo de entrevistas gozan de gran credibilidad en cuanto a su nivel de confidencialidad. En las empresas que conozco, el contenido de las entrevistas de salida es un secreto inviolable, y ello permite conocer bien la opinión de la persona entrevistada si el entrevistador no se limita a leer el cuestionario, sino a mantener un diálogo distendido.

En algunos casos el entrevistado se explaya a gusto, como si esa fuese una ocasión para desahogarse por todas las veces que se ha mordido la lengua y ha reprimido sus críticas a situaciones en las que no se veía capaz de cambiar nada.

En otras ocasiones la entrevista puede llegar a convertirse en la denuncia de un incumplimiento continuado que podrá ser tratada como tal protegiendo la identidad de la fuente. En estos casos se deberá actuar con cautela para distinguir y aislar las situaciones de desagravio o venganza personal, así como las denuncias falsas. Esa ya será una labor del canal ético.

Compliance y RRHH pueden colaborar en el diseño del contenido de la entrevista de salida para que se convierta en una oportunidad para conseguir identificar:

  1. Áreas de mejora del modelo de prevención i control.
  2. Riesgos desconocidos o mal evaluados.
  3. Controles mal aplicados.
  4. Situaciones de incumplimiento.
  5. Instrucciones contradictorias.
  6. Instrucciones que comportan la anulación de ciertos controles.
  7. Situaciones de tolerancia ante incumplimientos continuados.

La información obtenida por RRHH puede ser comunicada a Compliance cuando se cuente con el consentimiento del informado o cuando se refiera a cuestiones genéricas de la empresa cuyo origen no pueda ser atribuido a la persona entrevistada.

Compliance también puede tener la opción de entrevistarse con las personas que causen baja en la empresa y obtener esta información directamente, en las mismas condiciones de confidencialidad y diálogo distendido, evitando el formato de interrogatorio y teniendo en cuenta que la persona entrevistada puede pensar que no tiene nada que perder, pero también que no tiene nada que ganar.

 

Una alternativa a la dimisión de Compliance Officer

En las Jornadas de Compliance de Barcelona del pasado mes de junio, organizadas por Thomson Reuters Aranzadi y Cumplen, di una ponencia sobre la figura del Compliance Officer, sus derechos, sus deberes y su responsabilidad. Fue mi primera conferencia después de un accidente de tráfico que ocasionó la fractura múltiple de mi mandíbula y una buena temporada de dieta líquida y sin poder hablar, por lo que me alegro mucho de haber podido superar mis dificultades para vocalizar, a pesar de la letra ese, que todavía se resiste.

Al hablar de la responsabilidad del Compliance Officer expliqué las opciones que este cargo tiene ante el descubrimiento de un delito continuado tolerado por la alta dirección de la empresa y de las estrategias a seguir ante una mala práctica sectorial apoyada por los directivos de la empresa, tal como previamente había descrito en una infografía y en un vídeo publicados en mi blog.

Estas opciones se concretaban en la negociación de alternativas con los directivos afectados, la comunicación al Consejo de Administración o la comunicación a los accionistas, y finalizaban en la denuncia externa, con el consiguiente riesgo de despido o la dimisión del Compliance Officer, con la correspondiente pérdida de la indemnización.

Al final de la jornada estuve hablando con Emilio del Bas, abogado laboralista, que me comentó que existía otra alternativa a la dimisión que permitía salir de la empresa incumplidora sin perder la indemnización que correspondería en el caso de un despido improcedente.

Días después me envió la argumentación jurídica que Emilio del Bas consideraba aplicable a los supuestos de impedimento grave para el desarrollo de las funciones encomendadas al Compliance Officer interno por parte de la empresa. Esta argumentación, que desde aquí le agradezco, sustentaba una alternativa más ventajosa que la dimisión voluntaria, consistente en solicitar la extinción del contrato laboral por parte del Compliance Officer.

El fundamento jurídico de la tesis de Emilio del Bas se encuentra recogido en el artículo 50.1.c del Estatuto de los Trabajadores, que establece como causa justa para que el trabajador pueda solicitar la extinción del contrato, cualquier otro incumplimiento grave de sus obligaciones por parte de la empresa, distinto a los ya previstos en dicho artículo.

Este artículo debe ponerse en relación con los artículos 4.2.a y 5.a del Estatuto de los trabajadores.

El primero establece el derecho a la ocupación efectiva de los trabajadores y el segundo el deber laboral básico del trabajador de cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia.

De la conjunción de estos dos últimos preceptos a juicio de Emilio del Bas resultan inequívocos, tanto el derecho del trabajador a la ocupación efectiva, entendida ésta como desarrollo en toda su extensión de su profesión de Compliance Officer, como su deber de hacerlo conforme a las reglas de la buena fe y diligencia, es decir, sin limitaciones a su alcance.

En consecuencia, de darse por parte de la empresa el supuesto de impedir o limitar de modo grave las funciones propias e inherentes al Compliance Officer estaríamos en el supuesto de grave incumplimiento empresarial del art. 50.1.c del Estatuto de los Trabajadores, que le habilitaría para instar la extinción de su contrato de trabajo por imposibilidad material de llevar a cabo el objeto del mismo, pero a diferencia de en el caso de la dimisión voluntaria, con las siguientes coberturas:

  1. Indemnización idéntica a la establecida para los supuestos de despido improcedente, y
  2. Acceso a las prestaciones económicas por desempleo.

La extinción del contrato laboral a instancias del trabajador supone una alternativa reconocida de forma reiterada por el Tribunal Supremo. En el caso del Compliance Officer el incumplimiento grave de la empresa consistiría en impedir al Compliance Officer la realización de sus funciones de prevención y control, imposibilitando la aplicación del modelo de compliance de la empresa, la supervisión de su cumplimiento y la sanción de sus incumplimientos, de acuerdo con los requisitos establecidos en el artículo 31 bis del Código Penal para la exención de la responsabilidad penal de la empresa.

Adicionalmente, el impedimento y la limitación de las funciones del Compliance Officer tendrían el efecto perverso de consolidar el delito continuado denunciado como práctica habitual de la empresa.

Brexit y compliance: acciones a realizar

El año 1999 estuvo marcado por miles de revisiones de contratos con los proveedores críticos de nuestros clientes con el fin de valorar el nivel de impacto y el grado de respuesta que se podía exigir en el caso de que se materializasen los riesgos derivados del llamado efecto 2000.

En función de la probabilidad y el impacto de este riesgo, ayudamos a las empresas a diseñar un protocolo de toma de decisiones que contemplase un plan B y unas medidas de aseguramiento de la continuidad del negocio, con el consiguiente paso del modo digital al modo analógico en los procesos críticos que tenían mucha dependencia de la tecnología.

Después siguieron otros planes B, exigidos en algunos casos por los inversores internacionales: crisis económica, fluctuaciones del rublo, virus del ébola, independencia de Catalunya, triunfo de Podemos, Brexit, proliferación de iniciativas similares al Brexit, crisis del Euro, desintegración de la UE… Tras analizar las oportunidades y las amenazas asociadas a cada fenómeno, el objetivo de las empresas era evidentemente evitar que la ausencia de un plan B y de un protocolo de toma de decisiones apropiado convirtiese un hecho predecible y medible en un cisne negro.

El del Brexit puede haberse convertido en un suceso inesperado para algunas empresas. De hecho las bolsas europeas daban ayer por descontado que el Reino Unido continuaría en la UE y en cambio hoy están cayendo, en algunos casos por encima del 11%. Pero lo normal es que se hayan valorado las amenazas y las oportunidades que el Brexit supone para una empresa española.

Entre las posibles acciones a realizar ante el triunfo del Brexit, y con un horizonte temporal de dos años muy parecido al del Reglamento UE de protección de datos, destacan las siguientes:

1. Elaboración de un mapa de relaciones con empresas e instituciones del Reino Unido
2. Análisis de oportunidades y amenazas en todos los frentes
3. Con especial atención a los sectores más afectados: turístico e inmobiliario
4. Actualización del mapa de riesgos de la empresa
5. Análisis del impacto en los contratos con empresas inglesas
6. Identificación de flujos comerciales y fuentes de suministro en el Reino Unido
7. Búsqueda de fuentes alternativas de suministro
8. Negociación de acciones a realizar con proveedores y clientes ingleses
9. Negociación de la estrategia a seguir durante el periodo transitorio de dos años
10. Evaluación del impacto en empresas con cash pooling
11. Valoración de las consecuencias de la desaparición de la uniformidad normativa en la UE
12. Análisis del modelo noruego para realizar una previsión en materia regulatoria
13. Valoración del impacto en las transferencias de datos y redefinición de la estrategia en esta materia
14. Valoración del impacto en la circulación de empleados de la empresa
15. Valoración del impacto en la venta de productos y servicios de la empresa
16. Evaluación del impacto económico de eventuales aranceles o medidas de efecto equivalente
17. Análisis de los riesgos asociados a la fluctuación de la libra esterlina
18. Identificación de las filiales, participadas, trabajadores, activos y recursos de empresas españolas en el Reino Unido
19. Redefinición del alcance del control de las filiales de empresas españolas en Reino Unido
20. Actualización del plan de continuidad de negocio de la empresa en determinados sectores

Tras esta aproximación de urgencia nos ponemos a trabajar para dar la dimensión adecuada a la gestión de este proyecto.

El Ibex aprueba “por los pelos” en el alcance de sus códigos éticos

Expansión dedica hoy una página a nuestro análisis de los códigos éticos de las empresas del Ibex 35, con un artículo de Almudena Vigil que resume las principales conclusiones del estudio.

Estudio completo 2016

Estudio completo 2015

Gráfico comparativo de Expansión relativo al estudio de 2015