Bonus, riesgo moral y Código Penal

El bonus, como elemento de motivación y recompensa, sigue en el punto de mira, y no son pocos los que consideran que su uso desmedido ha sido uno de los factores que han contribuido a la crisis. La ecuación es fácil: apuesta por el crecimiento, objetivos agresivos, bonus millonarios, saturación del mercado, dificultad para colocar los productos tradicionales, creación de productos con mayor riesgo, etc. Ahora es fácil ver cómo, entre todos, hemos conseguido diseñar una tormenta perfecta. El análisis de los factores que la desencadenaron debería ser suficiente para prevenirlos, sin embargo, los ciclos de la economía demuestran que no es así.

Una teoría confirmada es la del riesgo moral. Cuando conseguimos que alguien se sienta protegido frente a las consecuencias, su comportamiento será distinto del que habría tenido en caso de estar expuesto a ellas. Por ejemplo, no es razonable esperar que el comportamiento de alguien que gestiona el capital de miles de accionistas sea el mismo que el del que gestiona su propio capital. Tampoco es razonable esperar que alguien rescatado de una situación crítica realice un enorme esfuerzo para evitar volver a caer, si tiene la certeza de que volverá a ser rescatado. Pedro Schwartz va más allá y traduce el concepto “moral hazard” como riesgo inducido, refiriéndose a aquellas situaciones en las que la recompensa o el eventual rescate actúan como inductores de una acción fraudulenta o perjudicial.

Conociendo la relación entre el bonus y los riesgos, y que incrementando la recompensa aumentamos las amenazas, resulta lógico definir un modelo de bonus prudente y equilibrado.

La reforma del Código Penal debería ayudar a definir correctamente la estructura de los bonus, ya que la política retributiva de una empresa puede evidenciar, tanto la existencia del control debido para la prevención de delitos, como su inexistencia. La estrategia de defensa del acusado en el caso de Société Générale fue justamente la excesiva presión comercial de la empresa, el bonus y la retirada de sus límites de contratación.

Una medida preventiva, orientada a evitar supuestos de responsabilidad penal de la empresa por los actos de directivos excesivamente motivados, consistiría en asociar los bonus a objetivos que no fuesen exclusivamente cuantitativos. Paralelamente a la apuesta por el crecimiento y la rentabilidad, es necesario vincular la remuneración variable a una serie de indicadores asociados a parámetros cualitativos medibles de forma continuada.

Por ejemplo, un bonus vinculado al ratio de solvencia o liquidez puede ser útil para el futuro financiero de la compañía, pero también una prueba clara de que se quiere evitar una situación de insolvencia perjudicial para el mercado y que puede ser punible.

Otros indicadores cualitativos que estarían asociados a bonus podrían ser: el correcto uso de la información privilegiada, la eliminación de la creatividad en la contabilidad corporativa, la erradicación de cualquier tipo de dádiva dirigida a funcionarios públicos, clientes o proveedores, el cumplimiento de la normativa medioambiental y urbanística, las buenas prácticas tributarias, la explotación del I+D+i propio y no el de competidores, la exigencia de que los fichajes de la competencia no aporten información confidencial, ni datos de clientes y un largo etcétera de comportamientos que formarían el capital ético de la empresa.

Estos objetivos son medibles y su control puede evitar el impacto reputacional y económico de una sentencia condenatoria, que perjudique seriamente el cumplimiento de otros objetivos tan deseados como vulnerables. Podemos verlo como un planteamiento excesivamente simplista si los resultados del trimestre son la máxima prioridad, pero si nuestro objetivo es a largo plazo, cumplir las reglas del juego deberá ser una parte esencial del negocio. Y lo sencillo es a veces lo más difícil.

Un pensamiento en “Bonus, riesgo moral y Código Penal

  1. Pingback: Ébola y compliance | Xavier Ribas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s